¿Deberíamos usar licencias libres para el material producido en proyectos financiados públicamente?


#1

Dentro de poco voy a colaborar en un proyecto financiado por la administración pública y gestionado por una empresa privada. Es una convocatoria a la que se presentan proyectos. La empresa que gestiona se encarga de la selección y de buscar después profesionales que puedan ayudar a cada proyecto. Es algo así como las convocatorias de Medialab Prado pero gestionadas por una empresa privada y remuneradas con dinero.

Yo voy a participar como profesional ayudando en uno de los proyectos. En uno de los puntos del contrato que tengo que firmar con la empresa gestora se especifica que debo ceder los derechos de explotación del trabajo que produzca a la administración pública que financia, y que ésta a su vez puede decidir si se los cede gratuitamente a la entidad que ha presentado el proyecto

¿Tiene esto sentido ya que es la administración la que paga? Siendo así es la administración la que decide cómo usar y cómo compartir lo producido.

Veo claro como el agua que si usásemos licencias libres todos los participantes —y cualquier interesado— podríamos aprovechar lo producido.

Por un lado me pregunto si debería ser obligatorio, bien por contrato, bien por ley, usar licencias libres en este tipo de proyectos. ¿Qué pensáis?

Por otro quería preguntaros si conocéis ejemplos funcionando en esta línea.


#2

Supongo que en la situación actual sí es razonable que te pidan que les cedas los derechos, es un trabajo “público” y su explotación se tiene que administrar desde lo público.

Pero así a bote pronto me parecería mucho más acertado que todo lo realizado para una institución pública (pagado con dinero público) quedara bajo licencias libres… lo que supondría que el autor cedería los derechos de explotación directamente a cualquiera que cumpliese la licencia, ¿no?

Eso serviría para que el trabajo realizado se convirtiera en un “bien común” sin pasar por la administración, cuya forma de control consistiría en establecer (por contrato) la licencia a emplear por el autor de los contenidos. Por ejemplo, la administración podría exigir que fuera licencia no comercial, pedir que se empleara una licencia que excluyese explícitamente ciertos usos y actores, o cosas así.

En ambos casos, el autor estaría siendo forzado a ceder los derechos de explotación de la obra, de una u otra forma. Pero en el caso de la licencia libre, conservaría la posibilidad de ejercer él mismo esos derechos, que ya es algo.


#3

¿A qué te refieres con situación actual?


#4

Me refiero a la situación “no libre” actual, en la cual las administraciones no se apoyan en las licencias abiertas sino en la propiedad intelectual entendida desde la escasez. la restricción y el interés particular.