Hardware ético, una discusión pendiente


#1

Hace poco escribí esta entrada en mi blog sobre un tema que me está interesando cada vez más y tiene que ver con cómo nos pensamos el origen y destino de nuestros hardwares.
Hace ya un tiempo que vengo participando de varias comunidades de software libre y hacklabs, desde donde la discusión anda muy (tan) centrada en el código y su modificación que creo que aún tenemos mucha tela que cortar.

Hasta ahora sólo encontré algo parecido con fairphone.com pero ojalá y, por un lado puedan compartirme más organizaciones que se anden pensando esto, y otra que me digan cómo la andan pensando en sus cotidianos esfuerzos de potenciar una ética hacker.

Abz!


Manifiesto del Diseño Ético
Hola, soy Blanca Callén!
#2

Hola. Al limpiar mi teclado se me ha ido a la porra. Es posible que cometa alguna falta de ortografía involuntaria y poco ética. Pero quería compartir aquí este estupendo proyecto de un sinte hardware basado en Raspberry Pi:
http://zynthian.org
al que intentaré meterle mano en cuanto pueda. No sé si es un proyecto de hardware ético pero parece interesante. Un saludo.


#3

Gracias Dani, aunque por lo que estoy leyendo no es precisamente a lo que me refiero. Esto entra dentro del hardware libre, que está re-bien pero aún creo que falta esa discusión sobre los procesos sociales, económicos y ecológicos de producción de esos hardware. Igual dime si leiste la entrada en el blog y si se entiende bien el punto que quise darle.
Igual gracias por el dato! Buenazo el proyecto zynthian :slight_smile:


#4

Un apunte rápido. He leído el post en el blog (no los enlaces que contiene) y me parece muy interesante el planteamiento del hardware libre, aunque lo veo un tanto parcial en el sentido de que no me parece del todo apropiado (o, al menos, tengo alguna alarma sonando en mi cabeza) plantear, desde el consumo, la reclamación sobre las condiciones laborales o ambientales de producción.

No sólo queremos condiciones laborales aceptables en la industria del hardware, también en los demás ámbitos y eso es una cuestión puramente política. O sea, hay que hacer leyes que impidan la explotación y el deterioro ambiental porque la industria no sólo crea condiciones de esclavitud sino también a los consumidores que necesita, con mucha más rapidez y eficacia de lo que nosotros podemos hacerlo con la “elección de compra”.

No es que me parezca mal e lplanteamiento del hardware ético, más bien al contrario, me parece necesario, pero insuficiente. Se debe dar una acción política, al menos de forma complementaria a otro tipo de estrategias como estas planteadas desde el consumo.


#5

Qué buena nota Aitor, y obviamente algo largo para debatir.
Que sea un aspecto a tener en cuenta desde ámbitos más amplios me parece también muy necesario. Obviamente escribí esto desde una lectura específica que son los ámbitos que trabajan con tecnologías, más específicamente colectivos que desarrollan software libre pero desde donde aún no encuentro una discusión como ésta, la del hardware. En muchos caso he visto demonizaciones por usar tal o tal hardware, aunque luego le hayas puesto Linux. Creo que esa insuficiencia que planteas en el debate es uno de los pasos naturales de empezar a cuestionarnos siempre un paso más allá, y ojalá podamos caminar hacia ello. De momento, el consumo es un hecho sobre el cual, incidir creativamente hacia una necesaria mirada de reutilización, reacondicionamiento, obsolescencia programada, etc… ya me parecía algo sobre lo que abrir una discusión, que redundo, está pendiente en muchos espacios.
Gracias por sumar al hilo.


#6

¡Un temazo, Daniel!

Creo que abre un debate que tampoco es tan frecuente en el software: ¿lo abierto es automáticamente ético? ¿Cuáles son las verdaderas dinámicas e intenciones tras el open source? Por ejemplo estamos viendo que, despojado de la filosofía libre, el open source puede ser una herramienta más del capitalismo contemporáneo, más peligrosa si cabe porque va adornada, a conveniencia y de forma parcial, con toques de ética superficial.

Aunque tampoco tengo del todo claro que la cultura libre tenga incorporada una ética sobre los modos de hacer. ¿Es lo libre automáticamente ético? ¿Hay aspectos éticos que no estamos contemplando en la cultura libre? ¿Y lo descentralizado (tan de moda ahora, con las blockchains que parece que vienen a salvarnos y luego resulta que no)? Lo dicho, ni siquiera estoy seguro de que estos planteamientos se estén haciendo en el software con suficiente profundidad.

En lo que coincido plenamente contigo es en que este debate no ha llegado al hardware. Sólo Fairphone (que yo sepa) se ha metido de lleno en desentrañar y tratar de mejorar los aspectos éticos ligados a la producción del hardware con una visión de ciclo de vida completo.

Y esto se me plantea a diario. Personalmente prefiero un Dell sobre un Mac porque Apple, además de patinar en las condiciones de producción de su hardware (como también hace Dell), incorpora una filosofía (de lo cerrado y exclusivo) que no comparto y se contradice más directamente con el software libre que uso o trato de usar. Dell tiene un programa de desarrollo de drivers para Linux y vende ordenadores con este sistema operativo.

Pero eso es sólo una de todas las componentes éticas que puede tener el hardware, y reconozco que en el resto ando muy perdido. Sigo siendo consciente del hueco que hay, en cuanto a valores, debajo de las teclas que estoy apretando ahora mismo. Y si ya es difícil buscar lo “más ético” entre equipos normalitos, ni te cuento el desolador panorama que me encuentro ahora que me han empezado a tentar conceptos más “punteros” como los híbridos tablet-portátil: ni libres, ni abiertos, ni reparables, ni actualizables, ni desde luego libres de explotación o contaminación.

Me parece interesante empezar a hablar de “hardware ético” y de “software ético” (que, como decía, puede que no sea del todo igual a “software libre”), aunque el término “ético” es tan relativo que usarlo como etiqueta es impreciso y fácilmente manipulable. Ya veis lo que pasó con el adjetivo “ecológico”.

Quizás la clave esté en otra línea que apuntas: la de buscar o crear una filosofía-marco, una forma de ver las cosas que haga el mismo efecto de sustrato ético que la “cultura libre” hace al software. Y que, de paso, proporcione una definición tan unívoca como la de “open source”. Por ejemplo, creo que decir “hardware de comercio justo” haría referencia a algo más concreto, absoluto y definido que “hardware ético”, porque el comercio justo sí tiene una serie de aspectos clave que, o se dan, o no se dan.

¿Podemos hacer eso con otros aspectos éticos del hardware? ¿O buscar etiquetas absolutas es simplificar la complejidad de lo ético?


#7

¡Qué buena nota Jorge! Sobre la disyuntiva entre open source y software libre, totalmente de acuerdo contigo. Mucho del software privativo que usamos hoy viene de esfuerzos colectivos que fueron despojados de toda posibilidad de seguir en un, digamos, dominio público. Yo siempre digo que trabajo desde el código abierto, porque en un contexto tan peculiar como el boliviano, la piratería se convierte en un acto de desobediencia civil, pero esto da para otro temazo sin duda ya que dicho así queda algo cojo. Me lo apunto en la lista To Do.

Ese es en gran parte mi punto. Creo que las miradas de construcción de pensamiento y acción desde el software se están quedando algo estancadas, e incluso, aburridas en algunos casos. La falta de una mirada transdisciplinaria a la realidad hace que no estemos poniendo la crítica sobre algo que va más allá de la tecnología per se. Sea cual sea el mensaje de salvación… ¡hay que descreer! Como me dice siempre un amigo: Dani, tienes que descreer más de todo, es la única forma de liberarte. Además, esas preguntas que planteas me parecen una base sobre la cual deberíamos estar pensándonos sin necesidad de plantear una respuesta unívoca como logro inmediato.

Buen dato para los que migraremos cualquier rato cuando la obsolescencia llame a nuestra puerta.

En este punto me acuerdo mucho de una charla que tuve con la gente de la Red de Radios Comunitarias y Software Libre que me pedían les explicase cómo funcionaban las licencias libres y su aplicación (aunque parezca increíble siendo una red relacionada con software libre, si, aún hay mucha deficiencia de conocimiento sobre derechos de autoría). A la semana de compartir varios días de encuentro me vuelven a contactar para preguntarme: “Oye, ¿qué es esto del copyfarleft? ¿es que se pueden sumar otras alternativas? ¿no era algo que estaba ya establecido?”. Y creo que en esto pasa lo mismo. Si el copyfarleft es una evolución contextual y necesaria de una forma de entender el mundo que no había tenido en cuenta algunas consecuencias propias del sistema en el que se inserta, de la misma forma podemos y debemos seguir pensando no ya etiquetas, sino soluciones abiertas o libres :smiley: (redundando la complejidad), para generar mayor riqueza en las formas de gestionar y autogestionar nuestras acciones.

Para mi, aquí, no es cuestión de simplificar, sino de plantear procesos sencillos sobre los cuales podamos tomar decisiones que vayan acompañadas de juicios críticos y sentimentales. Una diferencia grande es que siempre me paro a pensar: ¿cómo puedo hacer que algo que nos pueda parecer tan importante para la sostenibilidad ecológica, social y política de nuestra época histórica sea asimilado en un momento donde el consumo y las referencias globales de imagen son asfixiantes? Pero bueno, esto es deformación profesional :wink:


#8

Lo ético se me escurre con mucha facilidad, como todo lo filosófico en general. Y a la vez me parece muy interesante pensar en ello.

Creo que la etiqueta ético no es apropiada. Intento explicame. Supongamos que ya tenemos un hardware ético, sea lo que sea. Supongamos que funciono íntegramente con hardware ético y software ético.

Me compro mi ordenador ético por una razón no ética, digamos, ¿el ordenador sigue siendo ético? No pienso en casos extremos de ilegalidad o vulneración de los derechos humanos. Pienso en situaciones mucho más cotidianas: me lo compré por capricho, no lo necesitaba en realidad, podía haber seguido funcionando con mi antiguo ordenador no ético.

Me ha parecido estupenda la manera de empezar tu post, @danicotillas, contando la historia de tu Mac. Me ha dado mucho que pensar.

Lanzo una encuenta tendenciosa, por cambiar un poco el formato de la reflexión :slight_smile:

Qué es hardware ético:

  • El Fairphone
  • El iPhone penúltimo modelo que mi primo ya no usaba y si no lo uso yo lo va a tirar

0 votantes

Vamos que lo ético trasciende una pieza de hardware, así que se me hace difícil asignarle este valor.


#9

Supongo que el objetivo de la encuesta es que no sepamos qué contestar, ¿no? :smile:

Creo que has logrado reducir la cuestión al absurdo de manera brillante: “ético” no es una buena etiqueta.

La ética es una búsqueda continua, y siempre admite una vuelta de tuerca, así que no sirve para etiquetar o cualificar algo, sino nuestra relación con ese algo, o la relación de ese algo con sus circunstancias. Ningún objeto “es ético”: sólo los planteamientos que uno se haga a su alrededor lo son.

Para etiquetar ya se usa la moral, los principios o valores, los sellos de certificación, las open badges, las cuatro leyes del software libre… cosas así. Criterios obtenidos a raíz de un planteamiento ético.

El Fairphone es “de comercio justo”, por un planteamiento ético sobre su producción, y el iPhone obsoleto es “frugal”, por un planteamiento ético sobre el propio acto de consumir.

Coincido que era muy buena la reflexión de Daniel sobre su Mac. ¿Era más ético seguir usándolo, o comprar uno nuevo más acorde con sus “nuevos” valores? ¿Desde cuántos puntos de vista se podría analizar esa situación desde la ética? El impacto ambiental, la validación simbólica de una marca, el sentimiento personal de coherencia, el efecto comunicativo de usar uno u otro modelo, la incomodidad generada en ciertos ámbitos, la okupación simbólica de lo libre dentro de lo cerrado, el apoyo como consumidor a productos más acordes con los planteamientos de uno… etc.


#10

Muy buena tu encuesta @skotperez porque obviamente muestras la complejidad que nos lleva a una disonancia cognoscitiva con la que no nos queda más que lidiar en cada mínima decisión que tomamos. Hay un punto muy importante también entre discutir la contradicción y la coherencia. Al aceptar nuestra total contradicción entre los pensamientos y los actos vivimos un poco más cómodos, sino ¡es un sin vivir!
Es, como dice @eldelacajita, una búsqueda constante, una redefinición que debe partir de una postura personal sobre lo que consideramos ético para construirnos, e incluso desde esa explicitación hasta podríamos pensar que en los pasos dados vamos construyendo comunidad al encontrar estos mismos cuestionamientos con otros. Me viene un poco a la mente esa idea siempre latente de las contextopedias donde nos explicamos al mundo desde nuestra forma de entenderlo. De esa forma podemos estar un poco más cerca de un entendimiento, con uno mismo y con el resto. Y lo mismo pasa aquí con lo ético, la clave puede ser tomarse el atrevimiento de hacerse una definición viva, porque cambiará con el tiempo, y al hacerla pública se convierte en algo revolucionario. Tanto como devolver el diálogo a una plataforma como esta, que se explica desde el escape de jardines vallados.


#11

Por extender unpoco la encuesta de @skotperez, añadiría:

¿Darle con el iPhone en la cabeza a alguien es hardware ético?
¿Y si le doy con el Fairphone?

La encuesta tiene un poco de trampa, porque una cosa es clasificar un objeto otra muy distinta clasificar un uso del objeto, terreno al que podríamos añadir infinitas conductas.

Por otra parte, la dificultad que encontráis viene del uso que estáis haciendo del término “ético”, como si estuvierais hablando de una escala de valores determinada. Pero no es así, la ética es, simplemente, una reflexión sobre lo bueno y lo malo, pero no encierra un conjunto de normas concreto. Es decir, una persona puede tener una escala de valores distinta de otra y eso no significa que uno de ellos sea ético y el otro no. Los dos, aunque distinta, tienen su concepción de la ética.

Desde este punto de vista, dos puntualizaciones:

1
Un hardware que se llame ético podría ser un hardware que, simplemente, nos haga reflexionar sobre cuestiones morales o se construya sobre reflexiones entorno a la moral. Así, el hardware ético que propone @danicotillas podría llamarse ético sin problemas, independientemente de que luego cumpla o no un objetivo político concreto.

2
Sin embargo, como hemos visto, no existen cosas éticas y cosas que no lo son, de la misma forma que sí existen cosas libres y cosas que no son libres. En rigor, no se puede usar el término “ético” como calificativo. Sí se puede usar coloquialmente, pero no si se pretende desarrollar un modelo de pensamiento alrededor del concepto, porque se cae en paradojas y contradicciones.

Por último, creo también que nos la estamos cogiendo con papel de fumar. Lo que propone @danicotillas es algo muy sencillo, incorporar objetivos políticos a los procesos de producción, cosa que me parece necesaria o más bien imprescindible, independientemente de que se le llame ético, político o perico de los palotes.


#12

Hola!

Pues, más chula que un ocho, me he atrevido a responder la encuesta de @skotperez. :-))) Creo que, también como él, para provocar una línea que me interesa dentro de lo que venís llamando “hardware ético” (??).

Nunca suelo aplicar esta etiqueta porque no sé bien bien a qué se refiere exactamente. Aunque en el caso de Fairphone sí que lo diría porque ellos se consideran así y porque creo que es de las pocas experiencias que intenta, integralmente, en todas sus fases, incorporar ciertos criterios de ética y justicia, a nivel socio-económico y de derecho de los trabajadores, a nivel ecológico, o a nivel de apertura y reparabilidad.

Lo que sí tengo claro es que el “hardware ético” (cualquier cosa que eso signifique) va más allá del comercio justo, porque si no somos capaces de pensar esa cualidad de lo ético y la justicia más allá de las lógicas del consumo y el mercado, estamos atrapados en una inmovilidad total. Porque son, precisamente, las lógicas capitalistas de consumo las que más han contribuido a hacer un hardware deficiente, no ético, cerrado, injusto con el medio ambiente y los trabajadores, etc. Como dice Audré Lourde, desde el feminismo, “las herramientas del amo nunca desmontan la casa del amo”.

Dicho esto, las líneas que más me interesan y de las que tengo más referencia se enmarcan en las llamadas “culturas de la reparación y el mantenimiento”, aunque considero clave que se trabaje en paralelo por incorporar criterios éticos, de justicia, libertad y apertura desde el momento de producción.

Os paso algunos links a experiencias en las que participo o que me interesan:

  • https://politicadechatarra.wordpress.com/
    Este es el blog (ahora mismo bastante abandonado) que acompañó a un proyecto que hice entre 2012 y 2014 sobre respuestas informales y ciudadanas al problema de la basura electrónica.

  • http://restartersbcn.info/
    Esta es la web (estamos creando una nueva) del colectivo Restarters BCN, que siguiendo la estela del proyecto-madre http://therestartproject.org/, organiza Restart Parties eventualmente. Una RP es un evento público y gratuito donde reparadores voluntarios ayudan a las personas asistentes a reparar sus propios aparatos eléctricos y electrónicos.

  • http://www.recyhub.com/
    Recyhub es un proyecto en el que colaboro y que, aunque va muy despacio y la coordinación es complicada porque cada unx vivimos en países diferentes, se propone diseñar de forma colaborativa y en abierto, herramientas de bajo coste que faciliten el trabajo, en mejores condiciones ecológicas, de los recicladores informales de basura electrónica en lugares como Accra. Ahora mismo, se está trabajando con un grupo local de estudiantes de ingeniería que están desarrollando una estrusadora-pelacables, para evitar la práctica súper tóxica de la quema.

Otros proyectos inspiradores y que merece la pena seguir, aunque seguro que ya los conocéis,…
https://es.ifixit.com/
http://reparatmillorquenou.blogspot.com.es/


#13

¡Vaya que hay para discutir!
Llegados a este punto que empieza a salir una discusión sobre la ética y la moral la cosa creo que hay varias cosas que me quedan bastante importantes a reseñar.

Totalmente de acuerdo que es sencillo pero sólo en apariencia. Hablar en este foro con gente que se la anda pensando (y mucho) estas cuestiones parece todo más fácil. Crear una corriente de pensamiento (ética) y acción (decisiones morales) es algo que ojalá fuese tan sencillo. Apuesto a que debemos independizarnos del uso de palabras grandilocuentes si es que con ellas sólo estamos creando una entelequia, porque si no acaba visibilizándose en nuestras prácticas cotidianas, estamos en el mismo punto.

Y tiene que ver con…

Y pues me hacen darme cuenta que en cierta manera en donde me sitúo es una ética completamente amoral, que por la respuesta que da @bcallenm estaría más cercano de un disfrute de las contradicciones que vivimos que una búsqueda, hasta dolorosa, de una coherencia absoluta.

Yo, por mi parte, sigo sin poder responder a la encuesta porque aún no sé si me decidiese a llamarlo siempre hardware ético, pero que sí sé que no podemos llamar ni hardware libre ni hardware abierto, porque se refieren a otras cosas. Siempre siento que existe una responsabilidad por plantear una definición abierta y flexible de lo que queremos y pretendemos, para con esas palabras intentar construir los mundos que queremos. Ahora, parece que la discusión ya no anda tan pendiente, al menos en este foro. Por ello, gracias.


#14

¡Vaya párrafo que te has cascado aquí @bcallenm! Llamemos como llamemos el hardware del que estamos hablando, este párrafo lo metemos en la definición seguro :smile: Me ha encantado.

Me parece muy iteresante hablar de experiencias, de proyectos concretos para orientarse e ir acotando. La línea de la reparación y el cuidado de los objetos me atrae porque es algo heroica: ¡rescatar objetos! La épica me parece muy importante en estas experiencias.

Listo otras dos redes de reparación que reunen a gente para reparar objetos:

  • Repair Cafe.https://repaircafe.org
  • Open Bidouille Camp. http://openbidouille.net/
    Los eventos OBC no están exclusivamente centrados en la reparación. Son eventos en los que cualquiera puede organizar un taller más o menos sobre lo que quiera, en el contexto del hazlo tú mismo, hazlo con otros. Suele haber un espacio de reparación de bicicletas, de recuperación de ordenadores, junto a talleres para aprender a hacer croasanes en casa, por ejemplo.

#15

Otro caso más para pensar sobre el tema:

Ermita runs Clicky Keyboards, a side job to his regular gig as Princeton University’s IT manager. He finds, buys, rebuilds, and then sells IBM Model M keyboards to nostalgic, discerning geeks through his website.


Manifiesto de las radios liberadas | Red de Radios Comunitarias y Software Libre