Premio del MIT a la desobediencia


#1

El MIT anuncia la creación de un premio a la desobediencia, para recompensar acciones, proyectos, ideas ilegales, o al menos alegales o fuera de norma, que contribuyen después a erradicar injusticias sociales. El premio está dotado de 250.000 dólares que aporta Linkedin.

It will go to a person or group engaged in what we believe is excellent disobedience for the benefit of society. The disobedience that we would like to call out is the kind that seeks to change society in a positive way, and is consistent with a set of key principles. The principles include non-violence, creativity, courage, and taking responsibility for one’s actions. The disobedience can be in — but is not limited to — the fields of scientific research, civil rights, freedom of speech, human rights, and the freedom to innovate.

Lo primero que he pensado es que, tratándose de un premio creado por el MIT, debería llamarse Aaron Swartz Disobedience Award. Luego he pensado que igual puede cabrear más que homenajear. ¿Cómo lo veis?


#2

¡Toma! Me parece bien que se consolide un sentimiento de que lo legal no siempre es lo justo y que, en función de criterios éticos, la transgresión de la ley sea socialmente aceptada. Dado que los poderosos son los que hacen las leyes y que éstos son una minoría, las leyes son, en muchos casos, antisociales.

Por otro lado, hay que considerar el hecho de que este premio se conceda desde una institución como el MIT. Un tema interesante y a pensar. No puedo aportar mucho por el momento.


#3

Con tu permiso, lo voy a publicar también en contraindicaciones. A ver qué dicen por allí.


#4

Coincido con @Aitor en que puede ser bueno que desde una institución tan “reputada” se reconozca la desobediencia como una forma de poner la ética por encima de la ley, sobre todo en un tiempo en que las leyes se usan y crean con una ética más que dudosa, al menos en lo que al bien colectivo se refiere. Por ese lado, punto para el MIT por lanzar esa iniciativa o dejar que uno de sus integrantes la lance.

A mí también me habría encantado ver al MIT tomar posición sobre Aaron Swartz, que es el ejemplo más claro y más cercano que tienen de desobediencia por motivos éticos. Pero claro, no solamente es que podrían mosquear a alguien en el gobierno, la industria editorial o entre sus patrocinadores, sino que con la forma en que se lavaron las manos en su caso, no tienen “autoridad moral” para hacer esa conexión simbólica entre Swartz y un premio a la desobediencia.

Así que llamarlo como dice @skotperez, o incluso darle a Swartz el primer premio de forma póstuma, habría sido un patinazo en la hipocresía… a menos que la institución reconociera claramente su falta de apoyo en vida, asumiera responsabilidades e incluso moviera algún dedo para cambiar algo al respecto. Lo cual definitivamente iba a mosquear a unos cuantos. Not going to happen.

Y en serio, ¿qué pinta ahí Linkedin?


#5

:dollar: :dollar: :dollar: :dollar: :dollar: :dollar:


#6

¿No sabíais que Bill Gates, fundador de Microsoft, ahora dueña de LinkedIn, era un desobediente nato? :joy:


#7

Junto a Steve Jobs fundó la Natural Born Disobedients Foundation en los ochenta :joy: